A Antonio José Hernández Borgo, Cónsul de Venezuela en Miami, se le
acabaron las excusas para tapar su culpabilidad ante las violaciones
que cometía contra las leyes norteamericanas, las leyes humanitarias
internacionales y los derechos humanos de los exiliados venezolanos
____________________________________________________________
17 Marzo 2011 - 5:20 pm
Acciones Noviolentas de ORVEX desde el Exilio...
¿Comienzan a dar sus Frutos?
COMUNICADO DE ORVEX
Organización de Venezolanos en el Exilio
Ante la Destitución del Cónsul de Venezuela en Miami,
Antonio José Hernández Borgo

La Organización de Venezolanos en el Exilio informa a la opinión pública mundial que la
salida del Cónsul de Venezuela en Miami, Sr. Antonio José Hernández Borgo, pudiera ser
el resultado de dos denuncias que realizara esta ONG ante el FBI en noviembre de 2009,
en combinación con otras investigaciones que condujeron a varios allanamientos.   

La primera denuncia tiene que ver con una declaración pública que hiciera el Cónsul el 22
de septiembre de 2009 por medio del diario EL NUEVO HERALD DE MIAMI, en la que
afirmó que el gobierno de Venezuela tiene una base de datos con la información de los
venezolanos que han solicitado la protección del asilo político en los Estados Unidos
(1).
Tal afirmación, por si misma, constituye un delito porque viola la ley federal 8 CFR 208.6
que garantiza la confidencialidad de esa información, así como leyes humanitarias
internacionales de protección de la confidencialidad de la información personal de los
refugiados; específicamente, el Articulo 12 de la Declaración Universal de los Derechos
Humanos de fecha 10 de diciembre de 1948, el Artículo 17 del Convenio Internacional
sobre los Derechos Civiles y Políticos (ICCPR), y el Artículo 16 de la Convención de los
Derechos del Niño.
(2)  

Cuando la noticia de la denuncia de ORVEX contra el Cónsul se hizo pública a mediados
de diciembre de 2009 gracias al periodista Luis Alfonso Fernández, de AMERICATEVE,
un reconocido canal de televisión de Miami, Florida, el Cónsul de Venezuela alegó en su
defensa que él estaba fuera de Miami, que tenía “las pruebas” sobre el escritorio, y que a
la semana siguiente realizaría una rueda de prensa para aclarar la situación
(3). Tal rueda
de prensa nunca se convocó.  

El martes 13 de abril de 2010, nuestra ONG ORVEX realizó una protesta ante el
Consulado de Venezuela en Miami, para alertar al mundo acerca del carácter criminal no
solo del Cónsul de Venezuela en Miami, Antonio José Hernández Borgo, sino de toda la
delegación diplomática de Venezuela en los Estados Unidos, por estar escudándose
detrás de su inmunidad diplomática para violar leyes federales norteamericanas, leyes
humanitarias internacionales, y los derechos humanos de los venezolanos exiliados. En
esa ocasión, el Cónsul de Venezuela, en su defensa, afirmó que si él hubiese cometido
algún crimen, él no estaría sentado en su escritorio
(4).  

La afirmación anterior del Cónsul de Venezuela en Miami, Antonio José Hernández
Borgo, es muy grave debido a las siguientes razones:   

1. Porque la misma pudiera significar la existencia de una grave y peligrosa fuga de
información confidencial que maneja el Departamento de Seguridad Interna de los
Estados Unidos de América, lo cual pudiera poner en peligro la Seguridad Nacional de
esta nación.   

2. Porque ésta genera pánico y terror entre los venezolanos que están por solicitar la
protección del asilo político en los Estados Unidos ya que si ésta les es negada, podrían
sufrir persecución en Venezuela por el solo hecho de haber solicitado el asilo político; así
mismo, ésta genera miedo entre los exiliados venezolanos de que sus familiares en
Venezuela pudieran sufrir represalias.   

3. Porque la misma podría ser solo la punta del iceberg de una serie de acciones
delictivas que comete el Gobierno de Venezuela dentro de los Estados Unidos de
América, bajo el amparo de la protección e inmunidad diplomática de la que actualmente
goza.   

La segunda denuncia de ORVEX ante el FBI tiene que ver con la realización de la primera
reunión del Foro de Sao Paulo en territorio norteamericano; específicamente, en la ciudad
de San Francisco, California, el día 15 de noviembre de 2009, en la que participaron
distintos grupos de la extrema izquierda norteamericana bajo el disfraz de activistas
sociales. ORVEX le advirtió al FBI que el Foro de Sao Paulo es quizás la organización
terrorista más grande del planeta, en la que participan diversos partidos de izquierda
radical de Latinoamérica, incluyendo las terroristas Fuerzas Armadas Revolucionarias de
Colombia, FARC, y otros grupos armados latinoamericanos, y que muchos de sus
miembros ya gozan de altos cargos burocráticos en gobiernos e instituciones
internacionales, entre ellos Hugo Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia, Daniel
Ortega en Nicaragua, Rafael Correa en Ecuador, y José Miguel Insulza, actual Secretario
General de la OEA. ORVEX alertó al FBI acerca de esta reunión, que presentaba un perfil
“light” o “rosa”, pero cuya verdadera intención es la de iniciar actividades de
desestabilización del sistema de gobierno de los Estados Unidos con el objeto de
instaurar un modelo Castro-Comunista que ahora eufemísticamente llaman “Socialismo
del Siglo XXI”
(5).  

En septiembre de 2010, el FBI realizó ocho allanamientos en las casas de diferentes
dirigentes de grupos de izquierda de los Estados Unidos, los cuales estarían
presuntamente vinculados con las terroristas Fuerzas Armadas Revolucionarias de
Colombia, FARC (un miembro del Foro de Sao Paulo), y grupos terroristas
fundamentalistas islámicos como Hamas y Hezbollah
(6).  

La noticia sobre los allanamientos del FBI en los Estados Unidos tomó mayor relevancia a
principios de marzo de 2011 cuando la página de Internet www.theblaze.com, de claro
corte anticomunista, la publicó
(7).  

Hasta ahora no se han levantado cargos contra los dirigentes izquierdistas
norteamericanos, y de acuerdo a un vocero del FBI en Chicago, las redadas son parte de
una investigación que viene realizando el FBI
(ver minutos del 02:41 al 02:51 (8).  

Para nadie es un secreto que el Gobierno de Venezuela, por medio de sus agentes
diplomáticos en los Estados Unidos, utiliza a la empresa petrolera CITGO para financiar a
grupos de la izquierda norteamericana y promover el llamado “Socialismo del Siglo XXI”
(9).  

En ORVEX no tenemos la menor duda de que al Cónsul de Venezuela en Miami, Antonio
José Hernández Borgo, se le agotó la excusa aquella de decir que él no ha cometido
ningún crimen porque se encontraba sentado en su cómodo sillón del Consulado, y
creemos que su destitución refleja su culpabilidad
(10).   

En ORVEX creemos que las explicaciones que ruedan por los medios de comunicación
sobre el cónsul de segunda y sus comentarios sobre la pornografía y el supuesto cobro de
comisiones “bajo la mesa” para emitir pasaportes son burdos trapos rojos para ocultar la
verdadera razón de “la movida de mata” en el Consulado de Venezuela en Miami.   

Comunicado emitido en la ciudad de Miami, Estado de la Florida, a los 17 días del mes
de marzo de 2011.   

Por la Organización de Venezolanos en el Exilio – ORVEX.  

Elio C. Aponte  

Presidente
________________________________________________________________________________________________________________________
(c) Copyright 2007-2011 Organización de Venezolanos en el Exilio, Inc. Todos los Derechos Reservados. Contáctenos por orvex_usa@yahoo.com
Counter
Comunicado de ORVEX ante la Destitución del
Cónsul de Venezuela en Miami