En la Urbanización La Trigaleña, en Valencia, Edo. Carabobo
Guardia Nacional Bolivariana
detiene de manera arbitraria
a jóvenes opuestos al Régimen Chavista
La Guardia Nacional: "El Honor dejó de ser su Divisa"
Martes, 8 de julio de 2008
Especial para RUEDALO.ORG


Miami, Florida.- La tarde del domingo 6 de julio de 2008 parecía ser normal para un grupo de jóvenes que
se oponen al régimen chavista que acababan de salir de la casa de uno de sus amigos luego de haber
visto una película. Una tarde de domingo tranquila; sin embargo, la misma quedó manchada para siempre
cuando un grupo de agentes de la llamada Guardia Nacional Bolivariana (GNB) detuvo a varios de los
jóvenes que ejercían su derecho constitucional de caminar libremente por las calles de la ciudad de
Valencia, Estado Carabobo, específicamente en la urbanización La Trigaleña.

El grupo de agentes de la Guardia Nacional de Venezuela interceptó al grupo de jóvenes. Los agentes
llevaban puestos sus chalecos anti-balas, por lo que no se les podía ver el distintivo que mostraba sus
nombres. A la fuerza, y sin ningún tipo de justificación, aquellos jóvenes fueron forzados a montarse en uno
de los vehículos del convoy militar de ese cuerpo, supuestamente organizado para la defensa de la
ciudadanía por ordenamiento constitucional.

Había varios jóvenes, entre hombres y mujeres, cuyas edades oscilan entre los 20 y 24 años de edad, que
fueron obligados a montarse en los vehículos militares, y llevados posteriormente al módulo de la Guardia
Nacional que se encuentra al frende del FARMATODO DIAMANTE, en La Trigaleña.

Uno de los oficiales de la Guardia Nacional le dijo a los jóvenes: "NECESITO QUE UDS. VEAN UN VIDEO
PORQUE UDS. VA A SER TESTIGOS DE QUE LA PERSONA QUE MOSTRAMOS EN EL VIDEO LO
CAPTURAMOS CON DROGAS".  Los jóvenes no entendían nada porque ellos no habían sido testigos de
nada. Sin embargo, aquel agente de la Guardia Nacional insistió y les dijo que ellos habían "sido invitados
en calidad de testigos". Un cabo de la Guardia Nacional, que estaba en el módulo de La Trigaleña, les
mostró a los jóvenes un video de presos en un penal a quien los guardias nacionales golpeaban
salvajemente. Entonces, el Guardia Nacional dijo que uno de los golpeados en el penal, quien era
totalmente desconocido por los jóvenes recien detenidos, llevaba droga, y que a partir de ese momento,
ellos, por haber visto el video, iban a ir a fiscalía a declarar como testigos en contra de una de las personas
que aparecia en el video.

Uno de los jóvenes solicitó hacer una llamada telefónica a fin de contactar a un abogado; sin embargo, le
fue negado ese derecho constitucional.

A pesar de las intimidaciones y del abusivo uso de la fuerza por parte de esos agentes bolivarianos, estos
valientes jóvenes venezolanos se negaron a prestarse a ser falsos testigos. Los Guardias Nacionales, en
vista de que no lograron quebrantar la integridad y voluntad de estos resistentes, separaron a los hombres
de las mujeres, y comenzaron a solicitar dinero a cambio de dejarlos en libertad; en otras palabras, estos
jóvenes estaban secuestrados por agentes de la Guardia Nacional Bolivariana, y estaban siendo
extorsionados a fin de lograr su libertad. Dos de las muchachas accedieron al pago de dinero acordado, y
obtuvieron su libertad, no así los otros jóvenes.

Por aviso de las muchachas que compraron su liberación, se presentó al módulo de La Trigaleña uno de
los familiares de los jóvenes secuestrados. Llegó a tiempo, ya que uno de los guardias nacionales estaba
conminando a dos de las muchachas que aún permanecían detenidas, a irse a la cama con él a cambio de
su libertad, mientras los jóvenes varones habían logrado distraer la atención de los otros Guardias
Nacionales Bolivarianos, ofreciéndoles refrescos y pizzas, ya que todos estaban hambrientos. Ya había
transcurrido seis (6) horas de su privación ilegal de su libertad; una detención arbitraria convertida en
secuestro y extorsión. Continuaron llegando otras personas, por lo que, ante la ausencia de cargos, los
jóvenes fueron finalmente dejados en libertad.

Ya no es raro en Venezuela que un cuerpo de la Fuerza Armada Nacional, que tiene dentro de su
organigrama un "Grupo Anti-Extorsión y Secuestro", sea el primero en extorsionar y secuestrar. Esta
conducta terrorista y criminal se debe al apoyo incondicional que reciben estos "agentes bolivarianos" de
parte del Teniente Coronel (r) Hugo Chávez; estos hechos son la materialización del lema fidelista y
che-guevarista de "Patria, Socialismo o Muerte. Venceremos" que cacarean como loros quienes, bajo el
glorioso uniforme y nombre de nuestra Fuerza Armada, y violando flagrantemente la Constitución Nacional
y las Leyes, han dejado de ser miembros de una institución profesional, sin militancia política, y al servicio
del estado democrático, para convertirse en terroristas de una institución revolucionaria, socialista y
anti-imperialista al servicio de un amo llamado Teniente Coronel (r) Hugo Rafael Chávez Frías.

Obviamente, "El Honor dejó de ser su Divisa".

RUEDALO!!!!
IMAGENES SATELITALES TOMADAS DE GOOGLE EARTH
TOMADO DEL DIRECTORIO TELEFONICO DE LA GUARDIA NACIONAL BOLIVARIANA
Counter



-



+
y Jamás seremos
como el Ché
con Legitima
Defensa
Así nos quieran
Callar
Cualquier Persona
Sociedad Civil
Seremos Libres


+
y Resistencia
Civil


=

PEQUEÑAS HISTORIAS DE UNA REVOLUCION CHUCUTA
HUGUITO EN
SABANETA