De izquierda a derecha, Elio C. Aponte, Presidente de ORVEX, y
Luis Gutiérrez, Congresista por el Estado de Illinois.
Miami, Lunes 23 de mayo de 2011

Alzando la voz, y pidiendo el fin de las
deportaciones, varios líderes y
miembros de diversas organizaciones
latinoamericanas que hacen vida en el
Sur de la Florida, junto con otros
dignatarios y personalidades del
Condado Miami-Dade y el Estado de
La Florida, así como estudiantes,
niños, ciudadanos americanos y
familias cuyos padres e hijos han sido
deportados, se reunieron ayer en la
tarde con el Congresista Luis
Gutiérrez, representante del Estado de
Illinois, en las instalaciones de la
Iglesia “Misión Paz a las Naciones”, de
la ciudad de Doral.
El Congresista Luis Gutiérrez actualmente se encuentra en gira por varios estados de la unión
americana, liderando una campaña denominada “FAMILIAS UNIDAS” para beneficiar a miles
de familias en su mayoría de origen hispano, y en la que viene haciendo un llamado para
“DETENER LAS DEPORTACIONES”, convirtiéndose en la voz de millones de
indocumentados que temen ser deportados de los Estados Unidos de América.

Durante su intervención, el Congresista Luis Gutiérrez advirtió que en el año 2010 el gobierno
del Presidente Barack Obama ha deportado a unas 400.000 personas, una cifra sin
precedentes en la historia de este país, con la terrible consecuencia de la separación de
familias, y dijo que no venía a dar falsas esperanzas ya que Obama había prometido una
Reforma Migratoria durante los primeros 100 días de su gobierno, y no lo hizo aún contando
con la mayoría en ambas cámaras. No obstante, afirmó que el Presidente Barack Obama
tenía en sus manos la opción de emitir una orden ejecutiva para diferir las deportaciones
hasta tanto el Congreso aprobara la tan ansiada Reforma Migratoria, haciendo especial
énfasis en el “DREAM ACT” y los miles de estudiantes indocumentados que se han graduado
de bachillerato y no pueden acceder a la educación superior.
Organizaciones venezolanas alzan la voz
pidiendo fin de las Deportaciones
Las organizaciones venezolanas
que participaron en este
importante foro tuvieron
oportunidad de expresarle al
Congresista Luis Gutiérrez sus
preocupaciones acerca de las
deportaciones de venezolanos,
considerando que existe un
estimado de más de 100.000
venezolanos indocumentados en
los Estados Unidos que corren
peligro si son deportados ya que
en Venezuela se ha instaurado
un sistema antidemocrático.

Desde el año 2004 la comunidad
venezolana ha venido solicitando
                                                                                                       la aprobación de un “D.E.D.” –
“Deferred Enforced Departure” o el NRA para diferir las deportaciones de sus ciudadanos
indocumentados o con solicitudes de inmigración negadas, y que solo puede ser otorgada
mediante decreto por el Presidente de los Estados Unidos. De modo que se hace necesario
continuar presentando la realidad de lo que pasa en Venezuela al gobierno de los Estados
Unidos, y a su Presidente, para que esta protección “D.E.D.” o NRA u otra medida que
beneficie a los venezolanos se materialice.
De izquierda a derecha, Elio C. Aponte, Presidente de ORVEX, José
Colina, Presidente de VEPPEX y Patricia Andrade, Presidente de
Venezuela Awareness Foundation.


Los informes anuales del
Departamento de Estado para
Venezuela han sido reiterativos de la
debilidad del sistema judicial, la
persecución política, la existencia de
presos políticos y leyes
antidemocráticas. Esto explica el alto
volumen de asilados en países como
los Estados Unidos, donde sin
embargo, los funcionarios de
inmigración y las Cortes, mantienen
posiciones duras, y pareciera que no
toman en cuenta los referidos
reportes, teniendo los venezolanos
que enfrentar procesos engorrosos,
difíciles y con un bajo porcentaje de
aprobación de asilo, lo que abre la
deportación si no lo obtienen y, al ser
regresados a Venezuela, enfrentan
desde la persecución,
encarcelamiento o la muerte. Deportar
a un venezolano es dejarlo en
indefensión a su integridad, es
entregarlo a un gobierno violador a los
derechos humanos. Insistimos, debe
existir compasión con los venezolanos
y detener las deportaciones.

Solicitamos que las deportaciones
sean detenidas, haciendo énfasis en
la de los venezolanos dada la
delicada situación que enfrentan si
son regresados a Venezuela, y nos
comprometemos a trabajar por esta
loable causa y ayudar a la integración
de todos los latinos, legales y no
legales para lograr verdaderos
avances en esta materia tan álgida para los hispanos que se encuentran en los Estados
Unidos.

Patricia Andrade
Venezuela Awareness Foundation

José Antonio Colina
Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio – VEPPEX

Elio C. Aponte
Organización de Venezolanos en el Exilio – ORVEX


Comunicado conjunto Venezuela Awareness Foundation, VEPPEX y ORVEX
Lunes 23 mayo 2011
De izquierda a derecha, Patricia Andrade, Presidente de
Venezuela Awareness Foundation, y Luis Gutiérrez, Congresista
por el Estado de Illinois.
De izquierda a derecha, Luis Gutiérrez, Congresista por el
Estado de Illinois, y José Antonio Colina, Presidente de VEPPEX..